El gobierno británico ha anunciado que los coches sin conductor estarán permitidos en la vía pública desde enero del año que viene. El Departamento